Razones para montar tu negocio en internet

Ideas de negocio

Demasiada gente ve el negocio de Internet a través de una lente muy estrecha, o bien que están empeñando sus posesiones personales en eBay o está tratando de ser Mark Zuckerberg con la próxima gran cosa de Internet. La realidad, por supuesto, es que hay muchas maneras diferentes de hacer negocios en línea como hay gente que hace de este trabajo un estilo de vida para ellos. Por ejemplo, como un dueño de negocio de Internet puedes:

  • Vender tu artesanía hecha a mano en Etsy
  • Crear un sitio informativo que genera ingresos a través de anuncios
  • Proporcionar servicios profesionales a clientes de todo el mundo
  • Generar clientes para negocios offline
  • Vender productos de otras personas y ganar una Comisión por cada referido

Pero el “cómo” de la empresa no es importante, hay bastantes diferentes modelos de negocio de Internet para adaptarse a cualquier combinación de fortalezas y debilidades. Lo que realmente importa es el “por qué” – es decir, por qué deberías considerar buscar negocios en línea, en primer lugar.

Los siguientes son solo algunos de los beneficios de poseer tu propia empresa de Internet que pueden ayudar darte ánimos para dar el salto:

1 – Trabajo en proyectos que te apasionen

Como empleado de otra persona, que no está trabajando en los proyectos que te apasionen, el trabajo es sólo completar las tareas con el fin de aumentar la línea de fondo de otro. Y mientras este arreglo funciona para algunas personas, empleados más crónicos, no saben lo que falta cuando cambian la pasión de trabajar por sí mismo en proyectos basados cuidar la “seguridad” de la rutina diaria.

Si personalmente no estás satisfecho por tu trabajo actual, lo que te debes a ti mismo por lo menos es investigar el potencial de la ejecución de tu propia empresa en línea.

2 – Acceso a una red más amplia de clientes y compradores

Si ya operas un negocio fuera de línea que vende productos o adquiere clientes freelances (por ejemplo, como un escritor freelance, diseñador web, programador o contable), hacer la transición a un negocio en línea te dará acceso a un conjunto mucho más amplio de clientes y compradores. Ya no compiten contra otras agencias en tu área para la misma red pequeña de clientes, en cambio, como dueño de un negocio de Internet, eres libre de pensar tan grande como quieras. Esto podría significar acceso a compradores en algunas ciudades lejos de la tuya o incluso “global” con el fin de ampliar el alcance de tu negocio dramáticamente.

3 – Encontrar seguridad en el trabajo

Pide a un puñado de personas que te digan lo que piensan de la idea de llevar a cabo negocios en Internet, y deberías escuchar al menos una persona responder con, “¡es demasiado arriesgado!” Tengo que discrepar. Cuando aprendes cómo hacer negocios en línea, realmente estás entrenándote para crear seguridad en el trabajo. Si aprendes cómo vender productos en línea, lo más probable es que podrás repetir este proceso.

Lo mismo pasa para encontrar a clientes freelance, enviar tráfico para sitios basados en anuncios online y relanzar con éxito otros modelos de negocio que hay en Internet. Ahora, contrasta la capacidad de generar ingresos en línea una y otra vez con un trabajo constante centrado en un solo empleador. ¡Teniendo en cuenta cómo muchas empresas están en estos días, en última instancia, poner todos los huevos en una única cesta suena mucho más riesgoso para que aprender cómo hacer dinero en línea!

4 – Conciliar vida laboral y personal

Con los costes del cuidado de los niños aumentando constantemente, puedes encontrar que un negocio de Internet que te permite tanto rebajar tus costes sustancialmente, como pasar más tiempo con tus hijos. Para la mayoría de las familias que trabajan hoy en día, ¡es una ganancia bastante grande!

5 – Desarrollar tus intereses

Una de las grandes ventajas de tu propio negocio en Internet es la flexibilidad que proporciona. Cuando se trabaja un trabajo de día, se está ligado a un horario establecido que de ninguna manera corresponde a la cantidad de trabajo que tienes o las horas en que eres más productivo. A menos que tengas un jefe comprensivo.

El funcionamiento de un negocio en línea te da la flexibilidad para definir tus propios horarios de trabajo basados en tus necesidades particulares. Te permite viajar más ya que los negocios en Internet pueden ser manejados desde cualquier parte del mundo, y trabajar cuando eres más productivo y vincular las aficiones y los intereses personales a tus actividades de negocio.

6- Bajos costes de puesta en marcha

Si has tenido siempre un perfil empresarial, sabes que empresarios que deciden iniciar sus negocios en línea disfrutan de costes de arranque substancialmente más bajos que en el mundo real. Piensa que en el mundo “mundo off-line” el dueño de un negocio debe pagar por el espacio comercial, inventario físico, papelería impresa y mucho más.

Como un dueño de un negocio de Internet, tus gastos reales iníciales sólo serán un nombre de dominio y cuenta de hospedaje. Incluso si decides comprar stock de productos o invertir en herramientas que facilitarán el funcionamiento de tu negocio de Internet, tu inversión total seguirá siendo mucho más baja que mantener una presencia física.

7 – Aumento de tu potencial de ingresos

Si estás empleado en un trabajo a tiempo completo, tu poder adquisitivo está limitado por tu campo y tu experiencia. Si trabajas como profesor/a, por ejemplo, puedes acumular toda la experiencia y certificaciones que desees, pero nunca vas a poder aspirar a los mismos sueldos de banqueros o abogados. Sin embargo, con negocios en línea, el cielo es el límite.

Si vendes un producto en línea, puedes vender cincuenta. Si decides ampliar tus ofertas de servicio, siempre tendrás empleados adicionales freelance disponibles para ayudar a manejar la carga de trabajo. En lugar de negociar con tu jefe, tú esencialmente estás creando tu aumento de sueldo (y mucho, mucho más) por sí mismo – una experiencia verdaderamente que hace que el riesgo y la incertidumbre de los negocios por Internet valgan la pena para algunos.

Bueno, como ves hay muchos puntos positivos, aunque como toda acción emprendedora, no está exentea de riesgos (que trataré en posteriores artículos). Por lo que siempre hay que tomar decisiones meditadas antes de lanzarse a emprender un negocio online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *